domingo, 18 de octubre de 2015

Decanos de Universidad de Trujillo son inamovibles según medida cautelar

Juzgado Civil acepta medida cautelar interpuesta por dos decanas y dispone que sigan en sus cargos hasta el 27 de febrero de 2017. Hay siete casos más.

El rector de la Universidad Nacional de Trujillo (UNT), Orlando Gonzales Nieves, no podrá por ahora lograr la remoción de algunos decanos de esa casa superior de estudios que fueron designados en la gestión de su antecesor Orlando Velásquez Benites.

Y es que el Sétimo Juzgado Especializado en lo Civil de la provincia de Trujillo de la Corte Superior de Justicia de La Libertad ordenó que Rosa Adriana Chú Campos y Zully Alvarado Izaguirre, decanas de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas y de la Facultad de Ingeniería, respectivamente, se mantengan en sus cargos hasta que culmine su período por el cual han sido designados. Esto es hasta el 27 de febrero del año 2017.
Así lo dispone a través de una resolución del 10 de agosto de 2015 suscrita por la jueza Ary Terrones Meléndez, a la cual La República tuvo acceso esta semana.
En el escrito la magistrada declara fundada la medida cautelar formulada por las decanas Rosa Adriana Chú Campos y Zully Alvarado Izaguirre, a fin de que se les garantice el período de tres años por el cual han sido elegidas; y que se encuentra –según sostienen– amparado por el décimo párrafo de la Primera Disposición Complementaria Transitoria de la Nueva Ley Universitaria (Ley Nº 30220).
En ese párrafo se señala lo siguiente: “La designación de las nuevas autoridades debe realizarse antes de que concluya el período de mandato de las autoridades vigentes”.
Las decanas piden continuar en el ejercicio de sus respectivos cargos y se respete el cronograma electoral general de elección de autoridades, aprobado por la Asamblea Estatutaria de acuerdo a la atribución especificada en la misma Ley Nº 30220, o hasta que se resuelva el proceso judicial de manera definitiva.
Rosa Adriana Chú Campos y Zully Alvarado Izaguirre fueron nombradas decanas a partir del 28 de febrero de 2014 al 27 de febrero de 2017, según se pudo conocer.
El rector Orlando Gonzales Nieves minimizó la resolución judicial a favor de las decanas de Ciencias Físicas y Matemáticas y de Ingeniería, al referir que la medida cautelar es solamente algo provisional y que la demanda de acción aún no se resuelve.
“Los jueces le han dado medida cautelar no solo a dos decanos sino que hay siete demandas más. La medida cautelar le da a los decanos la posibilidad de quedarse hasta el 2017”, acotó en declaraciones dadas a este diario.
Dijo que como han sido demandados el Congreso de la República y el Ministerio de Educación, ambas instituciones tienen que apelar ante el Poder Judicial para que vaya a una segunda instancia. Incluso esto puede llegar al Tribunal Constitucional (TC).
Consideró que lo sucedido en Trujillo es sorprendente, ya que en ciudades como Chimbote las acciones de amparo han sido declaradas improcedentes en primera y segunda instancia judicial. Ahora están en el TC.
Reconoció que este caso es un asunto bastante controvertido. “Nosotros esperamos que el TC resuelva el fondo del asunto. No proceden las acciones de amparo contra las normas. Contra las normas procede acciones de inconstitucionalidad”, anotó.
Esta casa superior de estudios eligió al rector y vicerrectores académico y de investigación en elecciones universales realizadas en marzo pasado (hubo segunda vuelta); sin embargo, está pendiente la elección de decanos.
El plazo para elegir a autoridades vence el 31 de diciembre de 2015.
En la Universidad Nacional de Trujillo (UNT) hay una pugna por la elección del nuevo decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias. Incluso el rector ha sido denunciado en la Fiscalía por este controvertido caso. Gonzales Nieves considera que tiene que haber elección en todas las facultades y no solo en una.
La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) estableció el 31 de diciembre de 2015 como plazo límite para que las universidades públicas elijan a sus autoridades y así adecuarse a la Nueva Ley Universitaria.
Hasta con 300 UIT sancionarán a universidades que no se adecúen a la ley, advierte Sunedu. 
Fuente: La Republica