sábado, 10 de octubre de 2015

Es momento de que la UNAM tenga rectora, no por mujer, sino por capacidad y trabajo

Emir Olivares Alonso
Periódico La Jornada
Martes 29 de septiembre de 2015, p. 34
La directora de la Facultad de Ciencias (FC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rosaura Ruiz Gutiérrez, asegura tener la preparación y capacidad para llegar a la rectoría de la casa de estudios.
Destaca su gestión al frente de esta facultad, donde ha adquirido experiencia y capacidad de gestión y diálogo. No es una entidad sencilla de dirigir. Por un Tiene un elevado nivel académico y de investigación, pero también alta participación política.
En entrevista con La Jornada, señala que algunos temas centralesen sus líneas de trabajo en caso de ser designada al cargo por la Junta de Gobierno para el periodo 2015-2019 serán la docencia, la renovación del proyecto de bachillerato y la relevancia de la investigación en ciencias y humanidades, las artes y la cultura. Enfatiza que en su trabajo pondrá en el centro de la atención a los estudiantes.
Subraya la estabilidad que hoy tiene la institución, pero ésta –dice– no sólo depende de las decisiones internas, sino también del contexto nacional e internacional. Cuando ocurrió lo de Ayotzinapa la Universidad estuvo en crisis, porque ante un hecho tan grave la comunidad no podía estar callada. Es natural y legítimo que proteste, pero tenemos que analizar una manera para que no genere que la institución detenga sus actividades, lo que al final también daña al país. Debemos buscar formas de canalizar las inconformidades, explica.
Ruiz Gutiérrez estudió biología en la FC y se graduó de maestra y doctora en ciencias por la UNAM. Ha sido profesora de bachillerato, licenciatura y posgrado. Fue coordinadora de este último y secretaria de Desarrollo Institucional. Fue la primera mujer en presidir la Academia Mexicana de Ciencias y hoy quiere ser la primera rectora de la UNAM. Será la segunda ocasión que participa en el proceso, lo hizo hace ocho años, cuando fue designado José Narro.
Es momento de que haya una rectora, enfatiza, pero no por ser mujer, sino por capacidades y proyecto.
–La investigación y la discusión son los ejes de mi proyecto, pero el tema central es la docencia. Mi preocupación fundamental son los y las jóvenes, que tengan condiciones idóneas de estudio, ya que viven una problemática difícil en la que el futuro no es claro, hay mucho desempleo y, aunque no es sólo obligación de la UNAM, tenemos que aportar para dar solución a ello.
FotoNo es sencillo dirigir una facultad como la de Ciencias, con elevado nivel académico y alta participación política, asegura Ruiz GutiérrezFoto Jesús Villaseca
Me preocupa nuestro bachillerato, y el punto es el proyecto integral de lo que un joven debe saber y cómo aprenderlo. Hay que revisar esa reforma y promover la participación de las comunidades, pero debe ser una decisión colegiada, no de asambleas.
Considera que la siguiente gestión debe conservar lo que funciona y transformar lo que no. Por ello, dice, mantendrá el programa de renovación de la planta académica que emprendió Narro.
–¿Qué cambiar?
–La tramitología, la administración de recursos y la manera de comprar. Son importantes la descentralización y la relación con el sindicato, que tiene que ser de respeto absoluto a sus derechos, pero también de exigencia del cumplimiento de sus labores.
–¿Qué hacer con los rechazados?
–La matrícula puede crecer en licenciaturas no saturadas. Otra opción es la educación a distancia, que en la UNAM es de una calidad equivalente a las licenciaturas presenciales. Debemos tener una mayor vinculación con los institutos tecnológicos del país y hay que crear más universidades públicas, y en ello la UNAM puede participar.
–¿La inseguridad en los campus?
–Necesitamos un proyecto para que nuestros vigilantes estén mejor preparados, crear un ambiente sano y una comunidad que busque formas de protección y evitar la venta de drogas y alcohol porque eso atrae violencia.
–Vienen tiempos complejos para la gestión de presupuestos. ¿De dónde vendrán los recursos?
–Es una obligación del Estado, pero también debemos generar ingresos propios. Nunca he estado de acuerdo con las cuotas, eso no resuelve el problema económico de las instituciones y mete en problemas a las familias.
–¿Es usted de izquierda. Eso es un problema?
–Algunos lo quieren ver así. De ser designada actuaré con respeto a la autonomía, sin permitir injerencias de grupos del exterior, partidos ni gobierno.
Fuente: http://www.jornada.unam.mx/ultimas